lunes, 23 de marzo de 2009

PASMADO...

...ante la magnificencia del arte deliciopolitano. Qué bellos "ensamblages" de almejas, navajas y cañaíllas. Riete tú del Barceló ese.

UN MOSAICO POR LOS SUELOS

Parece ser que el arte en Deliciópolis está reducido a los bares y tabernas. Sus vecinos, artistas del informalismo matérico, componen mosaicos de enormes proporciones a través de la técnica mixta. Suele tratarse de collages donde las servilletas, las cabezas de gamba, palillos, colas de anchoa y cáscaras de mejillón plasman en grandes superficies horizontales la insoportable levedad del flan de huevo.

viernes, 20 de marzo de 2009

jueves, 19 de marzo de 2009

LA MISTERIOSA MUJER DE NEGRO

Dicen que casi no come y que apenas anda. Lleva un pañuelo rojo a modo de señal, como si esperara a un contacto. Nunca habla, casi no mira. Hay quien dice que espía para el Gobierno de Deliciópolis.

LADRONES A LA CARRERA

El robo es una lacra en Deliciópolis. Todos los días cientos de rateros salen a la carrera de manera impune, inundando sus aceras. Sus hurtos son pequeños y valiosos, pues los cargan encima. Usan a menudo los parques para despistar a la justicia en su huída.

PEQUEÑO HOMBRE, GRAN CAZADOR

Este minúsculo personaje hace gala de sus triunfos con pieles que cubren su cuerpo. En Deliciópolis le llaman "empresario".

MUNDO VIEJUNO

Los ejemplares más mayores se arrugan como un perrito chino. La transición comienza por los pies y termina en la cabeza.

EL CAMINANTE

A veces en Deliciópolis pueden verse caminantes armados de un libro, sin duda textos legislativos o religiosos para aleccionar a los vecinos.

viernes, 6 de marzo de 2009

BAJO CERO

Dice un dicho popular Deliciopolitano: "En esta ciudad hay tres estaciones: verano, invierno y la estación de Delicias". Así esperan los vecinos. Solo el amor es capaz de tanto.


LES DAMMES COIFÉES

Ni Gaudí las hubiera imaginado. Y en plena calle. Qué hermosura.

EL VENGADOR ENMASCARADO DE DELICIÓPOLIS


martes, 24 de febrero de 2009

EN LA VÍA PÚBLICA

Los Deliciopolitanos tienen un gusto desmedido por los coches, tanto que los exponen en la vía pública para regocijo de todos; incluso organizan concursos y habilitan a un funcionario para repartir puntuaciones en los parabrisas.

EN DELICIÓPOLIS TAMBIÉN HAY GNOMOS


EL HOMBRE DE LA BATIDORA


viernes, 20 de febrero de 2009

UNA VISITANTE

Delicópolis limita al Noreste con Universitas Town, por lo que en sus calles pueden verse algunos ejemplares claramente prestados del barrio vecino.

¡QUÉ POSTURA, QUÉ DONAIRE!


¡QUÉ POCA SILLA PARA TANTO HOMBRE!


LOS MIRONES SON DE PIEDRA Y DAN TABACO


...pero mira que echar la Espada!!!

COMULGANDO CON EL AS DE OROS


SEPULTADO BAJO UN ABRIGO


EN LA FRONTERA

Ayer continué mis pesquisas sobre la alegre Comunidad Deliopolitana en la frontera con Almozaraville. Este hombre presenta sus respetos, impasible, a la televisión. Había baloncesto.

lunes, 16 de febrero de 2009

EL DELICIOPOLITANO MEDIO


SKY LINE

Deliciópolis tiene sus propios rascacielos. Este es el que parte la Y Griega de sus dos principales avenidas.

PASMADA ANTE LA MAGNIFICENCIA DEL PASO DE CEBRA

Si hay algo que los vecinos de Deliciópolis admiran es un paso de cebra. Sensibles a las manifestaciones artísticas, tienen un respeto reverencial por estas acciones artísticas, tanto, que se lo piensan dos veces antes de pisarlas, quedando admirados de su belleza durante largos minutos.

EL OASIS DE DELICIÓPOLIS

Hace muchos años, las vecinos de Deliciópolis decidieron construir en el corazón del barrio un grupo de casas para sus trabajadores. Estas tenían un huerto, un gran parque para sus vecinos, calles tranquilas; un remanso de paz. Le llamaron La Ciudad Jardín.

HOMBRE TACITURNO CRUZA PASO DE CEBRA


viernes, 13 de febrero de 2009

EL MISTERIOSO HOMBRE DE LA FARIA

¿Quién es el misterioso hombre de la faria? ¿Cuales son sus intenciones? ¿Tiene algún significado oculto su jersey color granate y su pantalón de pana gris? Enigmas de Deliciópolis...

TRAS EL TELÓN DE ACERO

Detrás de él se oyen cánticos, llantos y alegría. Debe tratarse de un restaurante donde acuden los habitantes de Deliciópolis,

LA SOPA DE COCIDO PARA EL QUE LA TRABAJA


EL DELICIOPOLITANO IMPASIBLE

Un vecino más de no ser por su bufanda.

UNA PELUCA PARA CADA CABEZA


UNA ARTISTA CONTRA EL HAMBRE






Riete de tú de Barceló. A los fogones no hay quien pare a esta cocinera de Deliciópolis.


UNA SEÑORITA DE DELICIÓPOLIS


MONUMENTO AL CLIENTE DE RESTAURANTE SATISFECHO

Los domingos, los vecinos de Deliciópolis acuden a la Iglesia de Berges, donde asisten a fenomenales festines religiosos. Tras la eucaristía, carajillo.

TODO SNACK-BAR TIENE UN DIRIGENTE

Ignoramos si los encargados de restaurante son elegidos por los trabajadores, pero ahí están, vigilando la ardua tarea de construir el monumento al Cliente Satisfecho.

ESOS ARTISTAS TAN RAROS

Los creadores de Deliciópolis son muy prácticos: de una obra de arte hacen una fuente y viceversa.

LOS JARDINES COLGANTES DE DELICIÓPOLIS

Celosos de Babilonia, Cádiz y Cherburgo, los vecinos de Deliciópolis decidieron construir los más bellos jardines de todo el orbe. Contrataron a un ingeniero del barrio y a un arquitecto de la misma Deliciópolis. Hicieron lo que pudieron...