lunes, 23 de marzo de 2009

PASMADO...

...ante la magnificencia del arte deliciopolitano. Qué bellos "ensamblages" de almejas, navajas y cañaíllas. Riete tú del Barceló ese.

UN MOSAICO POR LOS SUELOS

Parece ser que el arte en Deliciópolis está reducido a los bares y tabernas. Sus vecinos, artistas del informalismo matérico, componen mosaicos de enormes proporciones a través de la técnica mixta. Suele tratarse de collages donde las servilletas, las cabezas de gamba, palillos, colas de anchoa y cáscaras de mejillón plasman en grandes superficies horizontales la insoportable levedad del flan de huevo.

viernes, 20 de marzo de 2009

jueves, 19 de marzo de 2009

LA MISTERIOSA MUJER DE NEGRO

Dicen que casi no come y que apenas anda. Lleva un pañuelo rojo a modo de señal, como si esperara a un contacto. Nunca habla, casi no mira. Hay quien dice que espía para el Gobierno de Deliciópolis.

LADRONES A LA CARRERA

El robo es una lacra en Deliciópolis. Todos los días cientos de rateros salen a la carrera de manera impune, inundando sus aceras. Sus hurtos son pequeños y valiosos, pues los cargan encima. Usan a menudo los parques para despistar a la justicia en su huída.

PEQUEÑO HOMBRE, GRAN CAZADOR

Este minúsculo personaje hace gala de sus triunfos con pieles que cubren su cuerpo. En Deliciópolis le llaman "empresario".

MUNDO VIEJUNO

Los ejemplares más mayores se arrugan como un perrito chino. La transición comienza por los pies y termina en la cabeza.